mallorcaquality.com

Contacto  |Usuario

Culturales

Possessions de Mallorca
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars

son_marroig

Las grandes fincas rurales de Mallorca se denominan “possessions”. Equivale al ‘mas’ o ‘masía’ catalanes y al ‘lloc’ menorquín, y es la denominación que, desde el siglo XVI, se impuso sobre los antiguos nombres genéricos de origen árabe, las alquerías y los rafales. Muchas veces el nombre de las antiguas alquerías fue sustituido por el nombre del propietario precedido de la partícula ‘son’, proveniente de ‘açò d’en’ (“lo de”), denotativo de propiedad. Los propietarios de las possessions eran denominados ‘Senyors’, y mayoritariamente formaban parte de la nobleza terrateniente. Históricamente, los “senyors” se apropiaban de la renta de la tierra y controlaban el comercio del maíz y del aceite, los productos básicos de la Mallorca tradicional.

Possessions de Mallorca

Los propietarios alquilaban las possessions a los ‘amos’, que eran, por tanto, los arrendatarios payeses que explotaban las grandes possessions. Su posición era bien estante y solían ser unos fieles aliados de la nobleza. La mujer del amo era la “madona”, que tenia importantes trabajos organizativos dentro de la possessió.

Los payeses pequeños propietarios luchaban por sobrevivir con algunas cuarteradas de tierra de su propiedad. Habitualmente, perdían esta tierra integrándose así dentro del grupo de los jornaleros.

Possessions de Mallorca (cont)

Los “missatges” y jornaleros eran los payeses no propietarios. Los jornaleros trabajaban a temporadas en las possessions y dependían de un jornal exiguo e inseguro. Los “missatges” eran los jornaleros establecidos de la possessió.

La possessió era la pieza clave de la economía de la Part Forana tradicional. Era una auténtica unidad de producción con una gran tendencia al autoabastecimiento. El centro de funcionamiento y por tanto el hábitat de las possessions eran las casas, denominadas en plural porque contaban con diversos edificios o bloques estructurales, habitualmente alrededor de una clastra (patio), que acogían la casa de los señores y la casa de los amos, además de diferentes estancias productivas como la “tafona”, el “celler”, el molino harinero de sangre, etc., además de estancias ganaderas como “sestadors”, establos y “boals”. También podía contar con capilla.

Raixa
Raixa


Las casas de las possessions han ido adaptándose al paso de los siglos. Diversas motivaciones, como las necesidades defensivas, o como la voluntad de los “senyors” de disfrutar de un palacio rural, han provocado modelos constructivos diferentes. En Mallorca hay casas de possessions que presentan una construcción completamente fortificada, como Canyamel (Capdepera); otras cuentan con torre de defensa, como Son Marroig (Deià) o Son Fortesa (Manacor). Otras constituyen auténticos palacios barrocos, como Alfàbia (Bunyola) y la Granja (Esporles), o neoclásicos, como Raixa (Bunyola). Los estilos arquitectónicos de la segunda mitad del siglo XIX o de principios del siglo XX también han marcado profundamente a otras possessions como Sa Torre de Llucmajor (con una impresionante capilla neogótica) o s’Alqueria Blanca Vella (Bunyola), con elementos modernistas. Otras son casas de montaña, más austeras, pero de gran volumen, como Son Moragues (Valldemossa), o más sencillas, como Mossa (Escorca) e incluso hay adaptaciones singulares como la possessió de montaña denominada Es Cosconar (Escorca), de técnica troglodita.

Más información en Portal Forà

Comentarios (0 Comentarios)

Escribe tu comentario


Suscribete al newsletter