mallorcaquality.com

Contacto  |Usuario

Culturales

La Torre de Canyamel
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars

Torre-de-Canyamel-5

La Torre de Canyamel
La isla de Mayurqa, bajo dominio árabe desde el año 903, quedó cristiana con la llegada del rey Jaime I en la conquista de 1229. El conflicto continuó en el Mediterráneo y los corsarios amenazaban a los repobladores de la isla. Por orden del rey, el valle de Gabellí (actual Canyamel) quedó bajo custodia de la familia Montsó que construyó, a mitad del siglo XIII, el monumento que hoy conservamos. La Torre de Canyamel.

Información

La Torre de Canyamel reabre sus puertas en 2009 con una detallada exposición. Refugio de pobladores y defensora del Valle de Canyamel, se alza robusta y sólida hasta los 23 metros de altura. De planta cuadrada y cuidado estado de conservación, ofrece al visitante un lugar con encanto propio. Su impresionante arquitectura de estilo gótico y sus características propias hacen de la torre uno de los edificios de su clase más singulares de Europa y único en Mallorca.

Torre-de-Canyamel


La Torre de Canyamel – más Información

Entorno:
Restaurante Sa Porxada.
Situado a escasos metros de la Torre de Canyamel, zona a la vez bonita e histórica, datada desde el siglo XIII. Desde su apertura el Restaurante ha ido cogiendo fama por sus platos, como la lechona o ‘porcella’ que ya es plato legendario de la casa y por la que los clientes vuelven una y otra vez. La lechona se cría en fincas propias y es un ejemplo más de la cocina fresca y tradicional que viene de la tierra directamente a las mesas de Porxada. Aquí encontrará cocina mallorquina tradicional con toques internacionales y todo dentro de un marco relajado y familiar en un ambiente rústico.

Torre-de-Canyamel

Torre-de-Canyamel

Playa de Canyamel.
La bonita playa de Canyamel, con bandera de calidad azul, es visitada por miles de personas que buscan la tranquilidad que otras zonas no ofrecen con la belleza de esta playa. Disfrutar del sol y aguas de color turquesa, pasear por las orillas del torrente de Canyamel y su desembocadura en la arena, o sencillamente escapar y pasar un relajado momento en este rincón mallorquín.

Playa de Canyamel

Paisaje rural.
Un perpetuo ejemplo de la vida tradicional mallorquina. La finca mantiene un diario trabajo que sostiene un paisaje rural con encanto propio. El paso de las estaciones se sucede lento y sosegado para aquel que desee contemplar.
Estany de Sa Torre.
L’Estany de Sa Torre es un pequeño lago situado en el torrente de Canyamel cuyas aguas fueron ordenadas propias del propietario de Canyamel por Juan II de Aragón desde 1466.
Navetas.
En los terrenos de Canyamel se sitúan 4 conjuntos de piedra, antiguas construcciones de los primeros habitantes que datan del año 1000 a.C. Uno de los conjuntos fue excavado en los años 60 del siglo XX y de ella se extrajeron curiosas conclusiones sobre las navetas mallorquinas, dedicadas principalmente a la vivienda.

Atractivos cercanos:
Cuevas de Artá.
A poca distancia de Canyamel, encontramos un fenómeno natural que en pocos lugares se manifestó como en las Cuevas de Artá. Su visita no dejará a nadie insatisfecho. Con aparcamiento y guía, ofrece pases cada 25 minutos recorriendo el interior de la montaña de Canyamel, apreciando el lento juego entre el agua y la piedra.

Castillo de Capdepera.
Con el antiguo nombre de “Cap de la pera” (Capdepera), destaca el castillo que albergó la villa de Capdepera en los tiempos más conflictivos de Mallorca.
A partir de 1820, con la conquista de Argel por los franceses, la piratería y corsarismo se terminó y la función estratégica y defensiva de Capdepera cambió: Los militares abandonaron la fortaleza y los habitantes del castillo empezaron a instalarse fuera del recinto en unas casas más grandes y confortables. Actualmente se puede visitar.

castillo-capdepera

Comentarios (0 Comentarios)

Escribe tu comentario


Suscribete al newsletter